MinMujeryEG - Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género

Menú Principal

15 de Junio de 2018

Ministra Plá anuncia mesa intersectorial con máximas autoridades para combatir violencia contra las mujeres

Esta mañana se llevó a cabo la Cuenta Pública 2018 del ministerio de la Mujer y la Equidad de Género en el Centro Cultural de La Reina, una “comuna muy representativa de la enorme expresión de diversidad de la mujer de nuestro país y también muy representativa de las condiciones sociales que cruzan en nuestra sociedad”, aseguró la ministra Plá durante el inicio de su rendición.

Durante la instancia, la ministra rindió cuenta de los compromisos en los que están trabajando en materia de reformas y de políticas públicas, que tienen como objetivo central alcanzar la plena igualdad de derechos y deberes para hombres y mujeres, y muy especialmente, el reconocimiento de igual dignidad.

Al discurso, asistieron diversas autoridades, destacando entre ellas, la ministra Secretaria General de Gobierno, Cecilia Pérez, el senador Manuel José Ossandón, el alcalde de la comuna, José Manuel Palacios, la subsecretaria de la Mujer y la Equidad de Género, Carolina Cuevas y los diputados Gonzalo Fuenzalida, Francisco Undurraga y Karin Luck.

A raíz de los femicidios ocurridos esta semana, la ministra anunció una reunión con el ministro del Interior, Andrés Chadwick y las máximas autoridades de la mesa intersectorial para combatir la violencia contra las mujeres, compuesta por Carabineros, PDI, el Fiscal Nacional, la Corte Suprema, los tribunales de Familia y Garantía y el Servicio Médico Legal.

Asimismo, hizo un llamado a las mujeres a denunciar, ya que “de las cinco mujeres que fueron asesinadas, solo una de ellas se había comunicado con el Estado de alguna manera e insistimos en este punto porque nosotros tenemos que saber dónde están las mujeres en condición de riesgo”.

Además, la ministra Plá aseguró que “el combate a la violencia no se da exclusivamente en las leyes y en el trabajo policial, sino que tiene que ver también con una política de comportamiento cultural, ya que la mayoría de los agresores no son personas que estén enfrentando una patología, sino que responden a un patrón cultural” y que “es un fenómeno muy complejo, ya que es muy distinto enfrentar la violencia contra las mujeres que la violencia común”, finalizó.