MinMujeryEG - Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género

Menú Principal

15 de Enero de 2016

Presidenta Bachelet y Ministra Pascual inauguraron nueva Casa de Acogida para mujeres víctimas de la violencia en Ovalle

En Ovalle, provincia del Limarí, la Presidenta de la República, Michelle Bachelet Jeria, junto a la ministra del Sernam, Claudia Pascual Grau, inauguró la nueva casa de acogida para mujeres víctimas de violencia.

El programa Casas de Acogida comenzó el año 2007 con el objetivo principal de brindar protección a las mujeres víctimas de violencia que se encuentran en situación de riesgo grave o vital.

Además de refugio, en estos lugares las mujeres reciben atención psicosocial y jurídica; apoyo para la reelaboración del proyecto de vida y proceso de autonomía, incluyendo inserción laboral; se propicia la restitución o creación de una red primaria (familia, amigos, vecinos y compañeros de trabajo), que favorezca la protección al salir de la Casa de Acogida; se gestionan las correspondientes medidas de protección necesarias; se coordina la reubicación en establecimientos educacionales cercanos a la Casa de Acogida en los casos que los hijos o hijas lo requieran, entre otras medidas de ayuda.

“Quiero dejar en claro es que esto es mucho más que una construcción, una infraestructura pública. Esto es un espacio de esperanza en el laberinto de angustia, de amenaza, en que viven las mujeres y sus niños cuando son víctimas de la violencia, y una violencia que puede ir escalando, y que puede incluso terminar con la vida de ella y de sus hijos”, aseguró la Jefa de Estado.

La máxima autoridad del país explicó que durante su mandato se duplicará el número de casas de acogida existentes en nuestro país, con 25 nuevos hogares, de las cuales ya se han inaugurado 11.
Asimismo, aseguró que se aumentarán de 97 a 120 los Centros de la Mujer que, en estrecha colaboración con las municipalidades, entregan capacitación, asesoría legal y apoyo psicológico y social a las víctimas de violencia y a las mujeres en general.

“Hoy, al inaugurar esta nueva Casa de Acogida de Ovalle, estamos dando un paso más en este combate. Pero, además, paralelamente, estamos trabajando en otras áreas de discriminación contra la mujer, como por ejemplo en el mundo del trabajo. Estamos luchando para que las mujeres tengan la misma incorporación al mundo laboral y naturalmente los mismos salarios que los hombres”, subrayó la Presidenta Bachelet.

Sobre esto último, la Mandataria aseguró la ejecución de un amplio plan de capacitación para que miles de mujeres puedan aprender oficios con fuerte demanda en el mercado, que les permitirá encontrar mejores trabajos y también recibir mejores remuneraciones.

“Hay una característica muy importante en las mujeres: son busquillas y empeñosas, emprendedoras por naturaleza y por necesidad, diría yo. Entonces, este programa de capacitación pensó también en ellas, en las que tienen un pequeño negocio de vestuario, de alimentación, un comercio o emprendimiento de distinto tipo, y les dará un pequeño capital y capacitación para que puedan ampliar sus posibilidades de negocio”, subrayó.

Por su parte, la Ministra del Servicio Nacional de la Mujer, Claudia Pascual, destacó que “hoy estamos cumpliendo en Ovalle una promesa del Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet para contar en esta Provincia del Limarí con un espacio apoyo y acogida pero que también en el que se entrega orientación judicial a las mujeres que ven en riesgo sus vidas producto de la violencia que viven”.

Junto con ello, la Secretaria de Estado indicó que “es urgente que podamos combatir la violencia desde su origen” y por ello destacó la campaña que impulsó recientemente el Sernam denominada “Por mí y por todas las mujeres. Todas y todos somos responsables. Actúa contra la violencia. Detengamos los femicidios”, con el fin de llamar a la comunidad, a los grupos de amigos, compañeros de trabajo, vecinos y vecinas, a actuar contra la violencia, y cuando invitamos a actuar para detener femicidios, nos referimos a los pequeños grandes actos que pueden salvar vidas: ofrecer apoyo, entregar cobijo, dar trabajo, ofrecer un refugio, ayudar a buscar asesoría; son algunas de las acciones que cualquiera de nosotras y nosotros puede hacer para detener la violencia y evitar los femicidios”.

“Creemos que si las comunidades están activas y son conscientes de la violencia, serán capaces de prevenirla, de prestar ayuda, contener y/o contactar a las redes institucionales necesarias para que las mujeres puedan superar situaciones de violencia y salvar sus vidas. La colaboración y el acompañamiento nos permitirán avanzar en la lucha por eliminar las violencias contra las mujeres”, aseveró la titular del Sernam.